sexo telefonico web
Llamar

Fantasías sexuales: Me hice un trio con una chica del teléfono erótico

Una de las experiencias sexuales que tenía pendiente es hacerme un trio. Pero tenía que tener una característica muy especial: tenía que ser con una rubia y con una morena. Realmente me lo había montado con varias morenas muchas veces, pero no era lo mismo. Quería comparar que se siente al montármelo con las dos; pero necesitaba que la rubia fuese natural, ya me entendéis.

Entonces es cuando conocí a una pareja de lo más interesante. Nunca había visto nada igual; no podía decir ni que fuesen lesbianas ni que no lo fuera. Sabía una cosa segura: que esa noche querían follar como nunca.

Pero por algunos caprichos del destino, me encontré follando de una forma muy sorprendente, tenía a dos tías debajo de mi mientras una tercera me iba calentando a través de una línea erótica, sumamente épico.

 

Como acabe teniendo sexo con dos tías y una línea erótica a la vez

 

No tardé mucho en convencerlas de que fuéramos a mi casa. Yo siempre he pensado que si hay que follar, hay que hacerlo bien. No me gusta fornicar en los baños, no tienes el tiempo necesario para hacer las cosas bien.

Mi cama era lo bastante grande como para albergar a esas dos preciosidades.

Cuando empezaban a quitarse la ropa empecé a ver algo raro. La rubia, la que realmente más me interesaba, no paraba de utilizar el móvil. La morena no paraba de chupármela pero me fastidió bastante que la otra no estuviera en lo que tenía que estar.

Fue entonces cuando escuché una voz: había llamado a un servicio de “línea erótica”. Al parecer, ellas trabajaban ahí y sabían lo estimulante que podrían ser para una relación sexual.

Nunca había hecho nada parecido. Es más, reconozco que ese tipo de líneas siempre me habían parecido un timo. Pero a partir de ese momento mi concepción del mundo de línea erótica cambió de una forma muy positiva.

La chica rubia (ni tan siquiera recuerdo su nombre) me pasó la llamada mientras buscaba espacio en la mamada que me estaba haciendo su amiga. A pesar de estar totalmente erecto, me fascinó lo que la chica del otro lado de la línea tenía que decir.

Era pelirroja, lo que le daba un aspecto mucho más interesante a la velada, y me dijo que estaba sin ropa y totalmente húmeda. Todavía sintiendo las lenguas sobre mi polla descomunal tuve que hacer un esfuerzo para no correrme.

Esta chica se llamaba Emma(se ella si que me acuerdo) y sabía exactamente lo que me estaban haciendo. Empezó a decirme unas increíbles guarradas que no paraban de aumentar mi grado de excitación.

Reconozco que me corrí en la boca de una de ellas. Las chicas parecían algo desilusionadas, creían que la fiesta había acabado. Solo tuvieron que verme la expresión de la cara para que pudieran comprender que la fiesta no había hecho más que empezar.

Podía correrme varias veces en una velada sexual sin que afectase a mi rendimiento. Soy un semental nato.

Puse a la chica de la línea erótica en manos libres para que todos pudiéramos escuchar sus gemidos.

Entonces penetré a la rubia por detrás mientras le introducía los dedos a la otra. No sé cuánto tiempo duramos en esta postura, ni cuantas veces cambiamos de posición. Estaba en una especie de trance mágico.

Reconozco que no habría sido capaz de manejar a tres mujeres a la vez; por lo que agradecí que la chica de la “línea erótica se sirviera sola”.

 

¿Sabéis lo mejor de todo? Que esta velada la repetimos con una importante novedad: la chica pelirroja se unió a la velada y la morena se pasó al teléfono. Si queréis saber cómo tenía el chocho, os vais a quedar con las ganas jajaj.  A continuación alguna línea erótica muy ardiente.

línea erótica